Medina Azahara

 

Medina Azahara guias de cordoba

Hoy yacimiento arqueológico, en el siglo X, sin embargo, seria una de las ciudades palatinas más bellas e importantes del mundo: la Ciudad Brillantísima, en traducción literal de su nombre.

Por el crecimiento de la Administración Califal, las dependencias del Alcázar Omeya resultaron insuficientes, al no dar cabida a los nuevos servicios surgidos. Imposible su ampliación, por las dimensiones que, en ese momento ya tenía la Medina cordobesa, se necesitó disponer de otro espacio capaz de albergar a esa Administración sin las limitaciones que toda urbe impone.

La nueva construcción fue situada hacia el Noroeste, a unos ocho kilómetros de la capital, en las estribaciones de la Sierra Morena.

Comenzaron las obras en el 936, por orden de Abderrahmán III, adaptando las nuevas dependencias a la orografía del terreno. El resultado fue la disposición de éstas en terrazas escalonadas, cerradas por una doble muralla defensiva.

Así, la terraza superior albergó la Dar al Mulk, o Alcázar Real -como símbolo de dominio y propiedad-, la Dar al Wuzzara, Cuartel General de los Visires, separada de las dependencias nobles por un conjunto de huertos y jardines, al Este de los cuales, un gran pórtico con quince arcadas, daría acceso al conjunto.

En la intermedia, varios salones, entre los que destaca el de Abderranmán III -reconstruido en 1.944 por el arquitecto y arqueólogo D. Félix Hernández Jiménez merced a la gran cantidad de elementos originales hallados en el transcurso de su excavación- también llamado Salón Rico o de Embajadores. Fechado entre el 953 y el 957, su estructura está dividida en tres naves que soportan arcos de herradura. A cada lado, cámaras de servicio de forma rectangular. Su decoración presenta elementos de riqueza, tales como una serie de revestimientos en yesería, atauriques, formas vegetales y capiteles califales de rejilla o avispero, sobre fustes de mármol rosa y negro veteado. Ante estos salones se encontaban impresionantes jardines. Situado en su centro un gran pabellón rodeado por cuatro albercas.

Mezquita, viviendas, Casa de la Moneda (Ceca), baños públicos, alfares, hornos, posada, Mercado (Zoco), se establecieron en la terraza inferior. Su construcción -en cuyo estilo lo religioso prevalece sobre lo palatino- se prolongó hasta el 961. Más tarde, Alhaken II modificó y amplió el conjunto; y, hacia el 1.010, como consecuencia de las luchas internas que causaron la desaparición del Califato Medina Azahara fue destruida por tropas bereberes. No obstante, en ella se mantuvo una cierta vida, hasta ser definitivamente arrasada en el s. XII.

Tras un largo periodo de olvido, en 1.854, unos trabajos arqueológicos dieron como fruto el definitivo hallazgo del emplazamiento de Medina Azahara. En 1.911 comenzaron, de un modo sistemático, las excavaciones tendentes a su recuperación. En 1.923 se produjeron las primeras expropiaciones, siendo su superficie aproximada 112. hectáreas, de las cuales no supera el diez por ciento lo realmente excavado.

Could not load widget with the id 63.

A.P.I.T.- CORDOBA

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

TLF (+34) 957 486 997

En los medios