¡Bienvenido al blog turístico de APIT Córdoba!

Desde la Asociación Profesional de Informadores Turísticos de Córdoba queremos tener a nuestros turistas y visitantes perfectamente informados. Por eso hemos creado este blog, donde subiremos artículos hablando del sector turístico. Compartiendo actualidad, noticias, consejos, recorridos especiales, ofertas y mucho más.

alcazar de los reyes cristianos guias de cordoba

Como ya hemos hablado muchas veces en nuestro blog, Córdoba ha sido cuna y encuentro de culturas tan distintas como la árabe, la cristiana o la romana. Estas civilizaciones nos han dejado un marcado legado histórico, pero sobre todo, arquitectónico. Gracias a estas influencias y etapas, Córdoba se ha conformado como una de las ciudades más bellas e interesantes de visitar en el mundo. Además, es la ciudad con más certificaciones Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO de la Tierra, lo cual no se consigue de cualquier manera.

Uno de los monumentos que mejor representan el pasado de Córdoba, y que además se encuentra en perfecto estado, es el Alcázar de los Reyes Cristianos. Esta fortaleza y palacio es uno de los mejores ejemplos de la evolución arquitectónica que hemos experimentado en la ciudad califal.

Origen e historia del Alcázar

El Alcázar de los Reyes Cristianos desde su origen fue un centro político desde la época romana, cuando se usaba la localización como residencia de los gobernantes de la ciudad, como el procurador. Tras la conquista visigoda, se mantuvo el carácter del edificio, que no fue modificado en demasía. Sin embargo, con la llegada de la invasión musulmana, se realizaron obras importantes en el Alcázar. Tanto Abd al Rahman I como sus sucesores Al-Hakam I y Abd al Rahman II ampliaron el edificio, construyendo canales, jardines, caballerizas… y en definitiva, adaptar el espacio a lo que los musulmanes precisaran. Con Abd al Rahman III y la construcción de Medina Azahara, el Alcázar perdió cierta importancia en favor de esta.

En 1236, Fernando III reconquistó Córdoba, repartiendo el solar donde se encontraba el Alcázar con el obispo, la orden de Calatrava y algún noble. Su hijo, Alfonso X, tuvo la idea de convertir el Alcázar en residencial real, por lo que se realizarían importantes obras para adaptarlo a sus deseos. Posteriormente, esta residencia fue fortificada por Alfonso XI. El Alcázar de los Reyes Cristianos fue testigo de importantes disputas en las Guerras Civiles que se vivieron hasta que los Reyes Católicos llegaron al poder. Desde 1482 usaron el Alcázar como cuartel general, donde planearon la reconquista de Granada.

En el año 1499, los reyes cedieron el uso del Alcázar al Tribunal de la Inquisición, siendo la sede de estos en Córdoba.  Desde su abolición por las Cortes de Cádiz en 1812, y hasta 1931, el espacio se convirtió en cárcel tanto civil como militar. Con el comienzo de la Segunda República, el edificio obtuvo el reconocimiento de Monumento Histórico. En el año 1955 el arquitecto Víctor Escribano Ucelay, dirigido por el alcalde Antonio Cruz Conde, comenzó la restauración del Alcázar de los Reyes Cristianos.

Hoy en día, el palacio-fortaleza es uno de los focos turísticos más importantes de Córdoba, y una de los monumentos más bonitos del mundo.

Arquitectura y decoración del palacio-fortaleza

La estructura del Alcázar de los Reyes Cristianos presenta una construcción prácticamente rectangular con grandes y extensos muros, escudados por cuatro torres que vigilan todos los ángulos. En su interior, los patios y jardines están llenos de flores, hierbas y árboles. Los corredores y estancias presentan preciosas cúpulas de piedra de arte gótico. En una de las galerías, se exhibe un sarcófago pagano de comienzos del siglo III.

De todas las salas que tiene, es el Salón de los Mosaicos el que más llama la atención. Hablamos de una pequeña capilla barroca donde se encuentran expuestas piezas romanas que se encontraron en el subsuelo de la Plaza de la Corredera. En esta, además, se encuentran unos baños de influencia árabe distribuidos en tres salas con bóvedas. 

Centrándonos en los patios, el Mudéjar es el más llamativo: Canales por los que fluye el agua, albercas que refrescan la atmósfera y el suelo de mármol. Y los jardines, ¿Qué decir de ellos?. Fuentes, motivos de piedra, canalizaciones, palmeras, flores.. conforman un paseo entretenido y relajante. 

Si quieres visitar el Alcázar de los Reyes Cristianos y descubrir todos sus secretos, confía solo en guías oficiales. Reserva ya tu visita guiada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies