100 años de patios de cordoba

La Fiesta de los Patios de Córdoba cumple 100 años

Este año los vecinos cordobeses abren las puertas de sus patios para poder disfrutar durante dos semanas de esta gran fiesta. Tras un 2020 con las puertas cerradas en el mes más turístico de Córdoba, este mayo 2021 vuelven con más ganas que nunca de poder alegrar la vista a cualquier visitante atraído por esta tradición. Porque siempre ha sido más que una mera atracción turística. Es una auténtica forma de vivir del pueblo cordobés, que, desde hace cientos de años, han conservado. Como vemos, este año no es otro cualquiera. Este 2021 nuestro concurso de patios cumple nada más y nada menos que 100 años. Descubramos su origen y el porqué del éxito de esta tradición tan peculiar.

Origen de los Patios de Córdoba

Los patios cordobeses le deben su arquitectura y forma de convivir a su pasado romano y posteriormente islámico. Son construcciones que miran hacia dentro, con espacios interiores como punto de convivencia donde se comparte vida y se crean lazos entre sus convivientes. Así, se crean patios, como espacios de luz y belleza adornados a base de flores, macetas, pozos y fuentes. Cada uno con sus particularidades arquitectónicas y vegetaciones diferentes, haciendo de cada patio un espacio único.

Como “Casa de Vecinos” se constituye especialmente en la edad moderna, al aumentar la demanda de viviendas a causa de la emigración del campo a la cuidad. De esta forma, casas antiguas aristocráticas se modifican levantando escaleras y habitaciones para nuevos vecinos. Cada arquitectura es resultado de una evolución histórica distinta, algunos patios con construcciones anteriores a los años sesenta, y otros mucho más modernos o renovados.

100 años de patios de cordoba

100 años de Patios

Como mencionábamos, este 2021 los patios de Córdoba cumplen 100 años, pero este centenario corresponde al concurso como tal, ya que los patios y su cuidado tiene años y años de historia. Este certamen se inaugura en 1921, cuando el alcalde Francisco Fernández de Mesa convocó el Concurso de patios, Balcones y Escaparates de forma oficial.

Los ganadores recibían premios, desde 50 hasta 100 pesetas. Sin embargo, no se volvió a celebrar hasta 12 años después en 1933. Desgraciadamente, estalló la Guerra Civil y se tuvieron que volver a suspender durante unos años, hasta 1944. Entre los criterios que se establecieron para valorar los patios, destacan tres: la arquitectura del edificio, la decoración y el tipismo de los patios. En 1963 ya el primer premio ascendía a 8000 pesetas, siendo también galardonados los demás patios con dinero para ayudar a su trabajo y cuidado. Para mayor igualdad de condiciones, se prohibieron ciertas prácticas como poner una barra de bar o espectáculos de flamenco, que podían suponer una ventaja frente a otros que no disponían de dichos atractivos.

Es en 1988 cuando se establecieron las cualidades oficiales que se valorarían por un jurado: cuidado de macetas y arriates, la variedad y la iluminación natural. A día de hoy, la Fiesta de los Patios de Córdoba es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Ya desde finales del año 2020, pudimos ver nuestra ciudad empapelada de carteles que conmemoraban este centenario tan especial. Y llegan hasta la fecha de hoy, siendo mayo como su mes particular.

Además de todo, en la Plaza de las Tendillas podemos encontrar durante todo el mes de mayo una exposición que recoge toda la historia del concurso a través de textos informativos, fotografías, carteles, recortes de prensa y documentos del Archivo Municipal. También se aprecia la relación intensa que comparte los patios con otras disciplinas tradicionales como el flamenco, la literatura o el arte.

 

Ruta de patios

Cuando entras a un patio, los cinco sentidos del cuerpo se activan. Un conjunto de olores florales, imágenes de color y bullicio de gente, hacen de la visita un recuerdo inolvidable. Los patios están distribuidos por diferentes zonas de la cuidad. De esta forma, puedes recorrer diferentes rutas a lo largo de los muchos barrios con encanto de Córdoba.

Una de las rutas más concurridas se organiza en torno al Alcázar viejo. Las direcciones donde puedes encontrar un patio tradicional son: calles Duartas 2, Postrera 28, San Basilio 44, 40, 22, 20, 17, 15 y 14, y Martín de Roa 2, 7 y 9. Otra de las rutas más populares se localiza por los barrios de Santa Marina-San Agustín, que reúne los patios de Chaparro 3, Marroquíes 6, Tafures 2, Zarco 15, Ocaña 19 y Parras 6, 8 y 5. Por supuesto, la judería de Córdoba cuenta con varios abiertos al público, en las siguientes calles: Judíos 6, Céspedes 10, Samuel de los Santos Gener 5, Martínez Rücker 1, Julio Romero de Torres 15 y Maese Luis 4, 9 y 22.

Por el barrio de San Pedro, encontramos patios en la Plaza de las Tazas, 11 y en las calles Isabel II 1, La Palma 3, Aceite 8, Siete Revueltas 1, Tinte 9 y Barrionuevo 43. Por último, por San Lorenzo encontramos en las calles Pastora 2, Pozanco 6, Mariano Amaya 4, Plaza San Rafael 7, Alvar Rodríguez 8, Alvar Rodríguez 11, Frailes 6, San Juan de Palomares 8 y Guzmanas 7. En la Regina-Realejo como final de ruta con sus patios en Diego Méndez 11, Gutiérrez de los Ríos 33, Santa Marta 10, Pedro Fernández 6, Pedro Verdugo 8 y Escañuela 3.

Desde Guías de Córdoba te invitamos a que visites la cuidad en su mejor época y puedas disfrutar de cada rincón típico cordobés.

100 años de patios de Córdoba

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies